Tenemos que hablar Colombia: Escucharnos para construir confianza.

Por Santiago Silva Jaramillo

 

El desconocimiento sobre el otro es una de las fuentes principales de desconfianza entre las personas. Al no tener certezas sobre motivaciones, ideas y argumentos ajenos, es muy común que nos basemos en prejuicios, información parcial y percepciones erróneas que determinan si los otros son dignos o no de nuestra confianza. Esto resulta terriblemente injusto, pero de alguna manera es inevitable en entornos sociales atomizados y a la vez saturados de información. Las oportunidades que tenemos de conocer lo que piensan, sienten y creen los demás compatriotas, conciudadanos y      vecinos son escasas. Los otros son universos desconocidos; el hecho de temerles termina siendo de alguna manera comprensible. De aquí la importancia de contar con más escenarios de encuentro, de conversación y, en particular, de escucha activa que permitan acercarnos a los demás miembros de nuestra sociedad.

Este es precisamente uno de los principales objetivos de Tenemos que hablar Colombia, la iniciativa de participación ciudadana liderada por la Universidad EAFIT, la Universidad Nacional, la Universidad de los Andes, la Universidad del Norte, la Universidad del Valle, la Universidad Industrial de Santander, e impulsada por la Fundación Ideas para la Paz y el Grupo SURA.  Luego de dos meses y medio de conversación entre más de dos mil ochocientos colombianos y colombianas, uno de los elementos que más resaltan los participantes es la posibilidad de escuchar y hacerse escuchar por otros. Esto ha sido más valioso aún en el espíritu “improbable” de la selección aleatoria de sus      respectivos grupos de conversación. Personas de lugares, circunstancias, creencias y preocupaciones diversas se reúnen en un espacio común para hablar sobre Colombia. Es sumamente significativo lo imprevisto del grupo, el azar convertido en fortaleza, la posibilidad de acercarnos a la realidad de otros sin algunas de las prevenciones de la conversación pública tradicional. Sobre esta certeza continuamos: la escucha mutua como ejercicio de construcción de confianza entre los colombianos y colombianas.

Insistimos en la invitación amplia e incluyente a participar. Para ello, pueden inscribirse en      tenemosquehablarcolombia.co y estar atentos al agendamiento de la cita de conversación. Nuestro fundamento está en reconocer que todas las voces son importantes y que al escucharnos avanzamos en esa urgente agenda colectiva de confiar más como país.

Recommend
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIN
  • Pinterest
Share
Tagged in
Leave a reply

Tenemos que hablar Colombia